El diodo zéner

6.1. INTRODUCCIÓN

En la Práctica 1 estudiábamos el diodo semiconductor; en él se expresaba que, al polarizar un diodo inversamente, se podía alcanzar la destrucción de éste de dos formas, por efecto avalancha o por efecto zéner.

Pues bien, esta limitación (ruptura por efecto zéner) es aprovechada en el diodo zéner, encontrando sus principales aplicaciones en reguladores de tensión y como elementos de referencia de tensión para otros circuitos.

De su estudio nos ocuparemos en la presente práctica, primero, como componente aislado y, posteriormente, como elemento regulador.

6.2. DESCRIPCIÓN BÁSICA

El diodo zéner basa su funcionamiento en el efecto zéner, de ahí su nombre.

Recordemos que, en polarización inversa y alcanzada esta zona, a pequeños aumentos de tensión corresponden grandes aumentos de corriente.

Este componente es capaz de trabajar en dicha región cuando las condiciones de polarización lo determinen y, una vez hayan desaparecido éstas, recupera sus propiedades como diodo normal, no llegando por este fenómeno a su destrucción salvo que se alcance la corriente máxima de zéner Máxima corriente inversa indicada por el fabricante.

Lógicamente, la geometría de construcción es diferente al resto de los diodos, estriban­do su principal diferencia en la delgadez de la zona de unión entre los materiales tipo P y tipo N, así como de la densidad de dopado de los cristales básicos.

Sus parámetros principales son:

= Tensión nominal de zéner. Polarización inversa en torno a la cual su funcio­namiento es efectivo.

= Mínima corriente inversa que ha de atravesar el diodo para asegurar su correcto funcionamiento, también llamada corriente de mantenimiento.

= Máxima corriente inversa que lo puede atravesar con garantía de no destrucción.

= Potencia de disipación nominal del componente que no debe ser sobrepasada.

 

Descargar el fichero PDF con el artículo completo:  El diodo Zéner